Mi primer Huerto un juego activo para toda la familia que lleva la naturaleza a las casas.

Cada año al llegar la Navidad muchos padres y madres se hacen la misma pregunta: ¿qué regalar a una criatura que sea diferente, divertido y educativo? La respuesta es siempre complicada en un mundo dominado por las videoconsolas, los superhéroes televisivos y un sinfín de atractivos juguetes. Está claro que siempre nos queda la opción de un libro educativo, pero a la mayoría nos parece algo que no va a levantar pasiones entre los más pequeños.
Semillas Fitó, multinacional española con más de un siglo a sus espaldas produciendo y vendiendo semillas hortícolas en todo el mundo, ha decidido lanzar el kit “Mi primer huerto”, que seguro revolucionará el mundo del juguete estas navidades. Pensado para niños y niñas de entre 5 y 10 años, pero apto para toda la familia, “Mi primer huerto” contiene todo lo necesario para realizar un semillero de huerta en casa: cuatro sobres de semillas (tomates, espinacas y dos tipos de lechugas), un saco especial de sustrato para semilleros, 30 macetitas biodegradables para plantar las semillas, una bandeja para colocar las macetitas y etiquetas reutilizables para identificar lo que se siembra.
El kit contiene, además, un libro a base de ilustraciones que explica, paso a paso, cómo sembrar las semillas, trasplantarlas y recolectar las hortalizas. Con ellos toda la familia puede aprender a crear un huerto en casa, algo que cada día está más de moda y que es ya una tendencia en las grandes ciudades del mundo. Como es lógico, el kit ha sido certificado como juguete por Applus.
Con “Mi primer huerto”, Semillas Fitó aúna sus más de 130 años produciendo semillas para el sector agrícola y de hobby, con una de sus misiones empresariales: hacer productos que beneficien a toda la sociedad. Facilitar a las familias la idea de crear un pequeño huerto, algo que normalmente nos planteamos pero pocos sabemos cómo realizar, es casi una pequeña revolución ecológica y educativa.

Mi primer huerto de semillas fitó