Como sacar fotos a tus hijos mientras saltan en una cama elástica

Las nuevas tecnologías y los Smartphones han acercado la fotografía al gran público, y todo el mundo nos hemos acostumbrado a sacar infinitas fotos en cualquier lugar y en cualquier situación.

Las camas elásticas son juegos en los que los saltadores, a medida que van aprendiendo, pueden hacer figuras muy estéticas dignas de fotos realmente bonitas. E incluso con menos práctica, seguro que querrás inmortalizar este primer salto de tu nueva cama elástica o esos momentos de diversión jugando con ella. Por eso, en este artículo te explicamos como sacar fotos a tus hijos mientras saltan en una cama elástica evitando que la red de seguridad, el movimiento o el sol estropeen la imagen.

ELEVA EL OBJETIVO

El truco perfecto para sacar fotos y vídeos mientras saltan. Ten en cuenta que la red de seguridad y su cuadrícula pequeña siempre serán un obstáculo a la hora de hacer fotos al interior de la cama elástica. Elevando la cámara por encima de la red, harás fotos claras con resultados increíbles. Puedes ayudarte de una escalera para tener estabilidad y no moverte para que la foto quede nítida. Una imagen tomada desde arriba mostrará más amplitud y espacio. Y si el saltador mira hacia arriba de cara al objetivo y abre manos y piernas, tendrás la fotografía perfecta.

CONTROLA EL TIEMPO DE EXPOSICIÓN

A mayor tiempo de exposición, más riesgo que la imagen salga borrosa. No todos los smartphones permiten la configuración del obturador, por lo que es posible que necesites una verdadera cámara que permita configurar el disparo y la exposición. Sube la velocidad del obturador de tu cámara o bien elije modo de foto deportiva. Básicamente conseguirás que el tiempo de obtención de la imagen sea mínimo y acortarás el tiempo de apertura del obturador y el tiempo de exposición. Así conseguirás el fotograma exacto del momento exacto.

EVITA EL VIENTO O ÚNETE A ÉL

Imagínate que vas a grabar el vídeo en un día de viento. El sonido del viento impedirá que se graben los momentos de diversión y risas de los que estén saltando. O imagínate ahora que quieres sacar una foto y quien está saltando lleva el pelo largo: el cabello le cubrirá la cara y la foto no será la mejor.

No tiene porqué ser así, el viento también puede jugar a tu favor. Vamos a suponer que vienen invitados en casa o que estás celebrando el cumpleaños de los más pequeños junto con amigos o familiares. No hay otro día posible para sacar estas fotos de recuerdo, así que debes hacer fotos ese día haga viento o no. Juega a favor del viento. Juega a favor del viento: ponte de espaldas al viento para sacar la foto y que los saltadores estén de cara al viento. Evitarás que el pelo les moleste y la imagen resultante dará una sensación de más rebote aún.

Si lo que quieres es hacer un vídeo, ponte también en contra del viento y simplemente protege el micrófono del teléfono con la mano para que el viento no impacte directamente en él y evitar el ruido.

EXAGERA LOS SALTOS Y LAS POSTURAS

Siempre salimos mejor en las fotos en las que posamos que en las fotos en las que nos cogen desprevenidos. Por eso, otro buen truco para que tus fotos sean perfectas es que en el momento del salto, los niños hagan una postura determinada: mirando a cámara, con los brazos y las piernas abiertas, o incluso haciendo alguna figura o pirueta si ya dominan más el salto. Una expresión de alegría, una cara sonriente y los brazos y manos bien abiertas darán como resultado una imagen que inspirará diversión, y tendrás un resultado perfecto.

Y es que no hace falta que seas un experto de la fotografía para tener buenos resultados en tus instantáneas. Bastará, primero de todo, con tener una cama elástica de Topludi en la que saltar y saltar y no parar de saltar. Y luego, seguir los pasos que te acabamos de explicar en este artículo para que puedas inmortalizar estos grandes momentos de juego de los más pequeños. Y quizá también de los no tan pequeños. ¡A saltar, a jugar y a disfrutar!