Las cámaras de fototrampeo o cámaras trampa son una herramienta muy buena para poder fotografiar a los animales más esquivos sin tener que esperar muchas horas y con más posibilidades de éxito. Los profesionales (agentes rurales y científicos) las utilizan desde hace años, pero como toda tecnología, cada vez hay mejores modelos y más económicos, por lo que se han popularizado entre los aficionados a la naturaleza.  

zorro observando una madriguera de conejos imagen de cámara de fototrampeo

Las cámaras de fototrampeo también se denominan cámaras trampa, cámaras de trampeo, cámara de fauna o en inglés trail camera o trailcam. Si estás pensando en comprar una, deberías tener en cuenta las características básicas recomendadas:

  • De tamaño pequeño y portátil. Puede ser fijada con una correa a un árbol.
  • Que sea resistente a la lluvia y al exterior, ya que pasará días (y noches) en la intemperie.
  • Diseñada para operar independientemente gracias a un detector de movimiento que la activa cuando un animal pasa por delante.
  • Que utilice infrarrojos y no flash para hacer fotos con poca luz. El flash asusta a los animales.
  • Que tenga posibilidad de hacer fotos y vídeos.
  • Que tenga una buena velocidad de disparo. Para evitar que la cámara se dispare cuando el animal ya se haya ido.
  • Se requieren pilas o baterías recargables para su funcionamiento.
  • Se recomienda que tenga un candado para que no la puedan robar fácilmente.

En este artículo te vamos a explicar cómo colocar una cámara trampa correctamente y cómo utilizarla, tanto para recurso educativo como para censar animales.

Ubicación de la cámara de fototrampeo

Qué no le dé el sol directamente
La cámara trampa para fauna, como cualquier cámara fotográfica, debe ponerse de forma que los rayos del sol no le den directamente. No siempre es posible, pero ponerla mirando al norte es una manera de evitarlo.

Cuidado con las ramas

Uno de los problemas que nos podemos encontrar es que las ramas y hojas cercanas a la cámara se muevan con el viento, disparen la cámara y se hagan fotos sin que salga ningún animal. Para evitarlo, recomendamos despejar las pequeñas ramas y hojas que se encuentren en un primer plano. Lo ideal es que no haya vegetación en un radio de 180º en la parte delantera de la cámara.

¿A qué altura la pongo?
Recomendamos no colocarla a la altura de los ojos humanos, es decir entre 1,5 y 2 metros, ya que aumenta la posibilidad que la encuentren. Ten en cuenta a qué altura la pones para evitar hacer fotos en las que solo salga la cabeza o las patas del animal o animales. En todas las cámaras se puede programar si quieres hacer fotos de lejos o cerca. La altura y la distancia que programes dependerá también de qué tipo de animal estás buscando. Por ejemplo, si quieres hacer fotos de un comedero de pájaros, deberá estar a la misma altura y a poca distancia.

Si la colocas a cierta altura pero apuntando ligeramente hacia abajo, evitarás que si llueve las gotas chorreen y mojen el objetivo. Recomendamos colocar la cámara entre 3 y 4 metros de distancia del lugar donde esperamos que pase el animal que queremos fotografiar.

ejemplo de cámara trampa
cámara de fototrampeo con caja de seguridad y candado

¿Es necesario un cebo para hacer las fotos?

Si vas a utilizar la cámara como entretenimiento y la vas a tener pocos días en el bosque, para mayor éxito, puedes colocar un cebo que atraiga al tipo de animal que quieras fotografiar. Pueden ser muchos tipos de alimentos, desde maíz hasta sardinas. Estas últimas atraen mucho a los mamíferos carnívoros.

Si lo que quieres es realizar un estudio poblacional de un área determinada, la cámara tendrá que estar en el mismo lugar durante semanas o incluso meses. En este caso es mejor no utilizar cebo, porqué todo lo que pongas va a durar pocos días y además vas a adulterar la muestra.

Los expertos consideran contraproducente dar de comer a los animales salvajes, por esto hay que tener mucho cuidado y no dejar restos de alimentos o basuras en el bosque. 

Ten en cuenta también que el olor de los humanos asusta a muchas especies, así que cuanto menos visites tu cámara en el bosque, mucho mejor.

Utiliza los senderos o los abrevaderos

Si conoces bien el bosque, verás que los animales crean y utilizan senderos. Si pones una cámara en estos puntos, podrás verlos pasar sin necesidad de poner ningún cebo. Otro lugar donde los animales irán frecuentemente son los abrevaderos, sobre todo en zonas mediterráneas de clima seco donde el agua escasea. 

Pon la cámara a un lado del sendero en lugar de colocarla de frente, a la izquierda o a la derecha, porqué si la colocas de frente la mitad de las fotos que saques serán de los traseros de los animales.

Si quieres hacer el seguimiento de una especie en particular, puedes poner la cámara mirando a su madriguera, a su nido o letrina.

El jardín o el patio de la escuela es una buena ubicación para poner una cámara trampa, los mejores lugares son:

  • Un estanque de agua, ya que los animales irán a beber. Si construiste un aljibe siguiendo las instrucciones de nuestro artículo, aprovecha para poner una cámara trampa cerca
  • Un comedero de pájaros, que atraerá a muchas aves, especialmente en invierno. Recuerda ubicar los comederos no muy cerca de las cajas nido, ya que hay especies que necesitan tranquilidad. Te recomendamos este otro artículo de nuestro blog para crear una caja nido

¿Modo foto o modo vídeo?

La respuesta a esta pregunta dependerá, por un lado, de para qué quieres usar la cámara y, por otro lado, del tiempo que vas a dejar la cámara en el bosque.

Si quieres hacer un inventario de la fauna de una zona, en el modo foto las baterías te van a durar más meses y las fotos van a ocupar menos espacio en la tarjeta de memoria.

Si irás a controlar la cámara al cabo de pocos días o 2 semanas, puedes ponerla en modo vídeo y así verás los animales en movimiento, que siempre te darán más información que la de una foto estática.

Los vídeos nocturnos largos son los que gastan más batería y, en el otro extremo, tenemos las fotos diurnas, que gastan muy poco.

Si tienes planteado dejar la cámara trampa muchas semanas en el bosque, te recomendamos que lo hagas cuando hayas practicado con periodos más cortos y en lugares más fáciles. Así verás lo que te consume la batería y se llena la tarjeta de memoria.

A modo de ejemplo, en nuestro caso, que utilizamos la cámara por el simple placer de ver los animales y controlamos la cámara cada semana, no hay riesgo de que las baterías se agoten ni que se llene demasiado la tarjeta de memoria. Configuramos la cámara para que haga vídeos cortos de 10 o 20 segundos y que el sensor se active al primer segundo. De esta manera podemos ver que hace los animales. Normalmente, si el animal está de paso, con 10 segundos es suficiente, y si se queda por los alrededores más tiempo, conseguimos 2 o 3 vídeos que si los unimos podemos crear un vídeo largo de medio minuto.

En cambio, si colocamos la cámara en un lugar muy remoto y difícil acceso para realizar un censo de animales, podemos poner la cámara en modo foto directamente.

jabalís en un estercolero en plena noche, foto hecha con una cámara de fototrampeo

Time Lapse
Muchas de las cámaras de fototrampeo tienen la opción Time Lapse, que consiste en hacer una foto cada cierto periodo de tiempo para poder observar fenómenos que pasan a una velocidad demasiado lenta para los humanos, como por ejemplo: la apertura de una flor , el movimiento de las nubes, las mareas, la puesta de sol, el crecimiento de las plantas, la construcción de edificios, etc.

Algunos trucos para evitar los ladrones

Cuando dejas una cámara de fototrampeo en el bosque siempre te quedas con la sensación de que alguien te la podría robar. Estos son algunos de los trucos para reducir las posibilidades de qué esto ocurra.

  • Siempre usar el candado para fijarlas a los árboles. Venden incluso cajas de seguridad para cerrar las cámaras dentro y que sea todavía más difícil sacarlas.
  • La cámara debe tener un buen camuflaje. Por ejemplo, no coloques una cámara verde en un lugar de secano. También puedes encontrar hojas y cintas adhesivas de camuflaje para esconderlas mejor. También puedes utilizar hojas y ramas para taparla, pero vigilando que estas no tapen el objetivo.
  • Las cámaras digitales de calidad en los metadatos guardan la localización GPS del lugar donde se ha realizado la fotografía. Si envías las fotos a unos amigos y estos las reenvían a otros amigos, alguien podría encontrar la dirección de GPS de donde han colocado la cámara e ir a buscarla. Nuestra recomendación para evitarlo es:
    • Enviar las fotos cuando ya hayas recogido la cámara o la hayas movido de lugar.
    • Desactivar el GPS en caso que no lo necesites para tu estudio.
    • Utilizar una cámara de fototrampeo sin GPS.
  • En las zonas boscosas cerca de los pueblos o ciudades, sobre todo en otoño, cuando es temporada de setas, te recomendamos colocar la cámara el domingo por la tarde y  quitarla el viernes para reducir las probabilidades de que alguien la encuentre durante el fin de semana.
  • Si usas la cámara para fotografiar pájaros, siempre es mejor ubicarla a 3 metros o más del suelo con la ayuda de una escalera, así evitarás que esté a la altura de los ojos y que sea fácil encontrarla. Ponerlas a una buena altura también te servirá si lo que buscas son animales grandes como jabalís o ciervos.
  • Asegúrate que nadie te está viendo mientras pones la cámara trampa. Ve al lugar con una mochila para que nadie sepa que vas a poner una cámara de fototrampeo. Y aléjate de los caminos.
  • Guárdate la ubicación GPS de dónde has puesto la cámara, que no la hayas escondido tan bien que no te acuerdes de donde la pusiste.

¿Cómo utilizo la cámara de fototrampeo con los niños?

Ir a buscar una cámara trampa es siempre muy emocionante. ¿Qué habrá captado esta vez la cámara de foto trampeo? ¿Descubriremos una especie que todavía no habíamos detectado? ¿Habremos sacado unas buenas imágenes? ¿Qué animales viven en nuestro jardín o en el bosque cerca de nuestras casas?

Una vez tengamos la cámara, podemos investigar, reflexionar y descubrir más sobre los animales que hayamos encontrado:

  • En primer lugar, identificaremos las especies con la ayuda de un libro de animales.
  • ¿A qué horas aparecen las diferentes especies? Cada animal tiene sus rutinas, algunos  son nocturnos y otros diurnos.
  • Si ponemos durante unos días la cámara en el jardín y otros en el bosque, ¿cambian los animales que se fotografían?
  • Si ponemos diferentes cebos, ¿a qué cebos responden cada especie?
  • ¿Cuáles son las especies que aparecen más veces?

Si te interesa profundizar sobre el aspecto educativo, el departamento de recursos naturales del estado de Minnesota ha elaborado un dossier (en inglés) para usar las cámaras de fototrampeo en las escuelas. 

Conejo apunto de entrar en una madriguera ejemplo de fototrampeo

Esperemos que este artículo te haya despertado las ganas de experimentar y descubrir la fauna de los bosques de tu región. Si te animas a probar una cámara de fototrampeo, puedes enviarnos tus imágenes y vídeos a info@topludi.com o compartirlas en tus redes sociales con el hashtag #Fototrampeo, etiquetando nuestro perfil @topludi, para que las compartamos en nuestras redes sociales.

Si quieres ver nuestra experiencia con una cámara de fototrampeo, instalamos una en el bosque de Collserola y obtuvimos unos resultados sorprendentes. Te lo contamos en nuestro artículo ¡Hemos visto un tió de Navidad en el bosque!