Ya se acerca la Navidad, pequeños y mayores contamos los días que faltan para compartir un año más las tradiciones familiares. En este artículo os explicamos qué es el tió de Navidad y cómo conseguimos filmar un tió en el bosque con una cámara de fototrampeo.

El tió de Navidad es una tradición que se remonta a siglos atrás en Cataluña (tió de Nadal), Aragón (tronco, toza o tizón de Navidad / Navid) y Occitania (cachafuòc o soc de Nadal). El tió de Navidad es un tronco o una cepa. El origen de la tradición está relacionado con la naturaleza, la fertilidad y el solsticio de invierno.

Los últimos años se ha popularizado la denominación “cagatió” para referirse al tió de Navidad, confundiendo las primeras palabras de la letra de la canción con el nombre del ser mitológico.

Como toda tradición, podemos encontrar muchas variaciones locales, pero en general funciona de la siguiente manera:

  • Las familias van al bosque a buscar el tió de Navidad a principios de diciembre, tradicionalmente alrededor del 8 de diciembre, festividad de la Purísima.
  • Entran el tronco en casa, lo tapan con una manta y le dan comida: mandarinas, frutos secos, verduras etc. Los niños ven que el tió ha comido todo lo que les habían puesto unas horas antes o la noche anterior.
  • La noche de Navidad, el día 25 o el día de San Esteban, según las distintas tradiciones familiares, los adultos mandan a los niños a rezar o cantar villancicos a otra habitación y después todos juntos hacen cagar al tió.
  • Para hacer cagar al tió, los niños llevan palos de madera y cantan la canción del tió de Nadal, mientras le dan golpes con los bastones. La letra que tiene muchas variaciones según la zona geográfica y la familia, pero una de las más populares es la siguiente:
Caga tió
avellanes i torró'
no caguis arengades
que són massa salades
caga torrons
que són més bons
Caga tió
ametlles i torró
si no vols cagar
et donaré un cop de bastó
Caga tió

Su traducción al castellano sería:

 Caga tió
avellanas y turrón
no cagues arenques
que son demasiado salados
caga turrones
que son mejores
Caga tió
almendras y turrón
si no quieres cagar
te daré un golpe de bastón
Caga tió
  • Al finalizar la canción aparecen regalos bajo la manta. Si la familia es numerosa, deberá repetir varias veces el proceso para que todos tengan su regalo. A veces, el tió simplemente deja de cagar regalos y de este modo sabemos que ya ha terminado, pero otras veces caga arenques, un ajo o una cebolla para indicar que ya no tiene más regalos en el vientre.
  • Originariamente el tió cagaba golosinas y objetos pequeños, mientras que los regalos grandes los llevaban los Reyes, pero actualmente, en algunos casos por la aparición de tradiciones de otras culturas, como el Papa Noel, y en otras para qué los niños puedan jugar más tiempo con los regalos durante las vacaciones, cada familia decide qué tradición seguir.

Ahora que todos conocemos esta tradición navideña, os compartiremos nuestra experiencia localizando tiones en el bosque. Como os hemos explicado en anteriores artículos de este blog, somos amantes de la naturaleza y disfrutamos realizando actividades con niños en el bosque.

El tió de Navidad del año pasado nos cagó una cámara trampa para hacer foto trampeo y la dejamos en un claro en el bosque de la sierra de Collserola, cerca de Barcelona, durante unos días para ver qué fauna rondaba por la zona.

Sabíamos que en los alrededores del Restaurante Can Jané, había muchas familias que cada año encontraban su tió de Navidad, pero nosotros nunca habíamos visto ninguno desplazándose. Las personas mayores de la zona nos habían explicado que los tiones son unos seres muy tímidos que solo se dejan ver en la época de Navidad. Los tiones, una vez han encontrado su lugar, se quedan quietos y esperan a que las familias los encuentren, por eso es fácil fotografiarlos cuando están quietos, pero tan difícil cuando están desplazándose.

Así pues, sabíamos que la época del año y el lugar eran apropiados para “cazar” un tió, así que solo debimos tener paciencia y cruzar los dedos para que la cámara trampa hiciera el trabajo. Unos días más tarde la fuimos a buscar y conseguimos las siguientes imágenes:

Enlace al vídeo en YouTube con las imágenes de la cámara de foto trampeo, donde además de los habituales jabalíes, conejos, zorros y otros animalitos, vimos el tió de Navidad.

Sabemos que hay tiones en todos los bosques, pero en Collserola la densidad es probablemente la más grande de toda Cataluña, debido a la proximidad de la ciudad de Barcelona, donde hay muchos niños, ya que a los tiones les gusta estar cerca de ellos.

Si conocéis algún niño o niña que no crea en el tió, harías bien de enseñarle las imágenes que grabamos, hablan por sí solas. ¡Feliz Navidad!