La Historieta del buen montaje: el nuevo documento que recibirás con tu parque infantil, columpios y casitas

Los parques infantiles, casitas y columpios que fabricamos en Masgames requieren siempre de montaje. El montaje no es difícil, y junto a tu pedido recibirás unas instrucciones de montaje claras con las que podrás hacer todo el proceso sin problemas.

En otros artículos de este BLOG hemos explicado como debes recibir tu pedido, como montar un columpio o consejos básicos para el montaje de un parque infantil. Sin embargo hemos detectado que no todos nuestros clientes han tenido la ocasión de leer los anteriores artículos de este BLOG, o quizá les surgen dudas sobre como recibir correctamente su pedido o como hacer correctamente el montaje.

A pesar que lo explicamos en muchas partes distintas de nuestra web y también en las instrucciones, a partir de ahora todos los parques y columpios que recibas de Topludi incluirán un documento extra con información muy clara, concisa, visual y fácil de entender para que no te falte información y tengas todos los conocimientos sobre el juego que acabas de comprar.

En este artículo te presentamos este nuevo documento: la Historieta del buen montaje, un conjunto de 10 viñetas con unos dibujos simples y con mucha información que debes tener siempre en cuenta antes, durante y después del montaje. Este documento lo recibirás en formato papel junto con las instrucciones de montaje y el resto de tu pedido. En este artículo te presentamos la Historieta viñeta por viñeta.

Y, además, cuando hayas acabado el montaje esta Historieta del buen montaje puede servir como libro de pintar para los más pequeños.

La Historieta del buen montaje, viñeta 1: Cuando te entreguen tu pedido.

Es muy importante que lo primero que hagas cuando recibas tu pedido sea comprobar el número de paquetes que te han entregado. Cuando el transportista te entregue el pedido, deberás firmar un albarán conforme te han entregado este pedido. En este albarán siempre se indica el número de bultos. Si en el albarán se indican 8 bultos pero solo te han entregado 7, debes anotarlo en la copia del albarán firmada que se queda el transportista. De este modo, queda constancia que todavía deben entregarte un paquete. Si no apuntas nada y firmas el albarán, a la agencia de transporte le constará que te ha entregado tantos paquetes como se indica en el conforme de entrega, y será bastante más complicado reclamar este paquete.

La Historieta del buen montaje, viñeta 2: Una vez tengas tu pedido.

Una vez recibas el pedido y tengas todos los paquetes, es el momento de abrirlos uno por uno y comprobar que el contenido esté en perfectas condiciones. Asegúrate especialmente con la rampa de tobogán, ya que es el componente que más puede sufrir con el transporte. En el caso que detectes algún desperfecto ocasionado por el transporte, éste es el momento de informarnos. Es muy importante que si hay algún golpe o ha llegado algo roto nos lo digas enseguida, ya que tenemos solo 24h para reclamarlo a la agencia de transporte.

La Historieta del buen montaje, viñeta 3: Antes de empezar a montar.

Una vez has revisado y comprobado que tengas todos los componentes y que estén todos en buen estado, debes asegurarte que tengas la cantidad necesaria que se indica en las instrucciones. Podría suceder que durante el transporte se le dé un golpe en una caja y se perdiera u componente pequeño, colándose por el agujero. Es muy poco probable que pase esto, ya que nosotros preparamos los pedidos a conciencia y los transportistas hacen bien su trabajo. Pero a veces puede ocurrir. Por eso, antes de empezar el montaje debes localizar la hoja de las instrucciones en el que se indican todos los componentes que debes tener y en qué cantidad.

Para las maderas, sírvete de una cinta métrica para comprobar que tienes todas las maderas necesarias y que las maderas tienen la medida correcta. No tiene porque no ser así y muy raramente puede pasar que recibas maderas incorrectas. Pero siempre hay un pequeño margen de error y, por alguna razón, enviar maderas erróneas.

La Historieta del buen montaje, viñeta 4: Ya estás listo para empezar a montar.

El montaje de un parque infantil o de un columpio no es complicado. Pero en la mayoría de los casos se trata de estructuras grandes y algo pesadas, que no son cómodas de manipular una persona sola. Por eso, siempre te aconsejamos que pidas ayuda a algún amigo o familiar. Un sábado o un domingo por la mañana puedes buscar algún amigo, familiar o vecino que pueda ayudarte. El montaje será más rápido, fácil y ágil y entre los dos, el resultado será perfecto.

La Historieta del buen montaje, viñeta 5: Debes montar el juego donde lo vayas a instalar.

Parece muy evidente pero no lo es tanto. Por espacio, por comodidad o porque simplemente hace mucho sol y quieres hacer el montaje a la sombra, a veces montamos el parque o el columpio en un lugar distinto al punto exacto donde lo vas a fijar. Es un error fácil de evitar y muy importante de tener en cuenta.

Si bien es cierto que trasladar estructuras como columpios no supone un gran esfuerzo, sí que puede ser un problema mayor trasladar un parque ya montado. Los parques pueden llegar a pesar mucho, más de 200 kilos en algunos casos. Es importante que tengas en cuenta que debes empezar el montaje en el punto exacto donde vas a dejar anclado el juego, y que antes de empezar el montaje tengas en cuenta las medidas del parque una vez montado, hacia donde lo vas a orientar o el hipotético desnivel que pueda tener el terreno.

Son detalles a tener muy en cuenta, y que quizá cuando el montaje esté más avanzado te costará mucho corregir. Recuerda que el proceso de anclaje del parque al suelo es el último paso de todo el proceso de montaje.

La Historieta del buen montaje, viñeta 6: Muy importante: antes de cada tornillo un agujero guía.

La madera no se astilla ni se rompe por sí misma. Pero se puede astillas y resquebrajar si no sigues este paso importantísimo durante todo el montaje: el agujero guía.

Antes de todos y cada uno de los tornillos que vayas a poner, debes hacer siempre un agujero guía con una broca de un diámetro más pequeño que el tornillo. Este pequeño detalle permite que, cuando introduzcas el tornillo a la madera, ésta no se abra.

Si no haces este agujero guía y simplemente atornillas el tornillo a la madera, al no haber un hueco previo, la madera debe ensancharse para que el tornillo quepa dentro. Y es en este momento cuando la madera se puede abrir y astillarse. Y recuerda que si estás atornillando dos maderas de diferente grosor, siempre pondrás la más delgada delante y la más gruesa detrás según el sentido en el que metas el tornillo.

La Historieta del buen montaje, viñeta 7: Anclar el juego.

Todos los columpios y parques infantiles deben ir anclados al suelo. Siempre sin excepción. Es imprescindible que sea así por estabilidad y resistencia del juego y seguridad de los niños.

Todos los columpios y parques infantiles Masgames incluyen los anclajes necesarios para fijar el juego a una superficie de arena, tierra o césped. Es decir, una superficie que permita cavar un agujero de unos 20x20x20 cm (largo, ancho y profundo).

Recuerda que éste es el último paso de todo el proceso de montaje. Solo debes anclarlo al suelo cuando hayas completado el montaje del juego por completo. En cada punto de anclaje indicado en las instrucciones, justo al lado de la estructura del juego, deberás hacer estos agujeros. Deberás hacer una mezcla en algún recipiente de agua y hormigón o cemento y llenar casi hasta arriba cada uno de estos agujeros. Seguidamente, antes que el hormigón seque, deberás hundir dentro de cada agujero un anclaje, y deberás dejar una parte de este anclaje fuera del hormigón, por encima de la superficie. Esta parte es la que irá atornillada a la madera del juego. Deberás dejar al menos 24h de tiempo para que el hormigón seque (o más en función de la climatología) y una vez seque podrás cubrir el hormigón con la tierra o césped del propio terreno para que el hormigón no se vea y quede disimulado.

La Historieta del buen montaje, viñeta 8: la normalidad de las grietas en la madera.

La madera es un material vivo, y se comporta de forma distinta en función de las condiciones climatológicas. La madera se dilata y se contrae en función de la humedad y temperatura ambientales. En épocas de más calor, primavera y verano, la madera se dilata. Y con el frío, en invierno, se contrae.

Cuando la madera se dilata, se abre y aparecen estas grietas. En algunas ocasiones, los clientes nos preguntan acerca del porqué de estas grietas, y creen que no son normales o que no deben existir o que son peligrosas.

Nada de eso es cierto. Las grietas en la madera, sobretodo en la madera redonda, son normales. Deben existir, señal que la madera está adaptándose a las condiciones del entorno y está trabajando bien. No son peligrosas: la madera no pierde resistencia y el columpio no es más seguro sin grietas que con grietas. No debes tapar las grietas: cuando empiece a hacer frío, la madera contraerá y las grietas se harán más pequeñas. Si llenas el hueco de las grietas con masilla, cuando la madera deba contraerse no podrá hacerlo, y eso sí puede ser un problema.

Hay grietas. Habrá grietas. Debe haber grietas. Así es la madera y éste es su comportamiento. Damos 10 años de garantía en la madera. Con las grietas, sigue jugando con tu columpio con absoluta normalidad.

La Historieta del buen montaje, viñeta 9: la oscilación de los columpios.

Por la misma razón que aparecen las grietas (dilatación y contracción de la madera), también debe haber una cierta holgura entre los postes de madera y los córneres (esquineras metálicas). De esta manera, la madera podrá dilatarse y, aún estar dilatada, seguirá cabiendo dentro del córner sin colapsar.

Los columpios no se mueven por si solos. Una vez anclados al suelo de forma correcta, son estructuras muy seguras, estables y resistentes. Pero, por supuesto, si se sacude horizontalmente, el columpio se moverá seguro. No es un defecto del columpio. Si sacudes un automóvil de un lado a otro también se mueve, pero no por eso es menos estable, Simplemente éste no es el movimiento natural de un columpio y no tienes por qué sacudirlo. Haciéndolo, por supuesto, se moverá. Si no lo haces, el columpio por sí solo no se moverá.

La Historieta del buen montaje, viñeta 10: revisión periódica

Cualquier parque infantil o columpio de madera requiere una revisión periódica de todos sus componentes. El paso de los años y el uso más o menos intenso provoca que el columpio, como cualquier artículo del mundo, se vaya desgastando.

Nuestra recomendación es que al menos dos veces al año (aprovechando el cambio de primavera-verano a otoño-invierno), revises todos los componentes de tu parque infantil.

Revisa que todos los tornillos estén correctamente apretados. Si no lo están, reajústalos. Comprueba que los elementos plásticos no se hayan deteriorado: el paso de los años y la intemperie y la exposición al sol pueden pasar factura al cabo de muchos años.

Si tu parque infantil tiene columpios, deberás comprobar el perfecto estado de las cuerdas de los asientos y los ganchos del travesaño. Y por último asegúrate que la madera siga en perfectas condiciones y no tenga ningún daño por haber recibido algún hipotético impacto por ejemplo. La madera, por si sola, no se rompe. Y tampoco se rompe por soportar el peso de los niños. Pero no es un material indestructible.

Por último, debemos recordarte que tan pronto recibas tu parque infantil podrás empezar el montaje. No deberás hacer ningún tratamiento a la madera, ya que ésta está tratada debidamente contra la pudrición y posibles plagas de insectos. Sin embargo, te recomendamos que cada 2 o 3 años, impregnes toda la madera con una capa de LASUR, un producto que encontrarás en cualquier ferretería y que servirá para que la madera no se ponga clara ni negra y siempre mantenga la estética inicial.

Conclusión:

Los parques infantiles de madera y los columpios son juegos que seguro serán un éxito entre el público infantil y juvenil (y adultos si el columpio lo permite).

Los materiales con los que están fabricados los parques y columpios, básicamente la madera, tienen unas características que debes conocer y comprender: la madera se dilata, se contrae, genera aperturas (grietas) y no es un material con un comportamiento regular.

Tampoco todo el mundo está acostumbrado a comprar por internet, y quizá menos aún artículos de este volumen y peso. Por eso, a pesar que seas un cliente habitual del comercio online, está bien que recuerdes como debes recibir tu pedido y qué hacer con él una vez lo tengas en casa.

El montaje de los parques y columpios no es difícil ni requiere ningún conocimiento especial ni ser un profesional de bricolaje, ni mucho menos. Pero estamos seguros que si sigues todos los consejos que te hemos pautado en este artículo y en el orden correcto, el montaje será más sencillo y rápido.

También te hemos explicado cómo cuidar de tu parque infantil. Recuerda que para que la madera siempre mantenga la imagen del primer día, deberás cuidarla con una capa de LASUR cada 2 o 3 años. Y para que tu parque infantil esté siempre a punto para jugar, un par de veces al año deberás asegurarte que la tornillería esté correctamente ajustada y el resto de componentes estén en perfecto estado.

Con estos consejos y trucos básicos de montaje y mantenimiento, te aseguramos años de garantía y diversión con todos nuestros juegos, de los que somos fabricantes junto al grupo Masgames. Y por supuesto, ante cualquier duda que tengas podrás ponerte en contacto con nosotros las veces que sean necesarias. Nuestro equipo te ayudará en todo lo que sea necesario para que tu experiencia antes de la compra, durante el proceso de compra y durante todos los años de diversión una vez tengas el juego instalado sea fantástica.