Parques de Calistenia y Biosaludables: diversión y deporte para adultos.

La práctica de ejercicio físico al aire libre y de manera divertida, con amigos o en familia tiene cada vez más éxito y demanda. Los parques de calistenia son las zonas que permiten ejercitarse a todos los públicos en cualquier espacio exterior. Y los aparatos biosaludables también tienen cada día más presencia en espacios tanto públicos como privados, en centros educativos, en residencias de ancianos o en polideportivos. En este artículo te vamos a explicar cómo utilizar estos parques y aparatos biosaludables, a qué público van dirigidos y cómo instalarlos, además de otros detalles importantes que necesitas saber si vas a instalar uno de estos parques en un espacio público o en un equipamiento privado.

¿Pero sabes qué son los parques de calistenia y los aparatos biosaludables? ¿Como se utilizan, para qué sirven, a qué público van dirigidos y como y donde hay que instalarlos? En este artículo te vamos a dar respuesta.

En España la calistenia y los parques biosaludables empiezan a extenderse a partir de 2005. La calistenia o elementos -y circuitos- de educación física rápidamente generan más adeptos al permitir ejercitarse al aire libre gratuitamente, sin horarios ni restricciones. Al mismo tiempo irrumpen los elementos biosaludables, sobretodo en espacios donde los pueden utilizar usuarios de edad más avanzada, ya que están específicamente pensados para mayores.

En Topludi ofrecemos una muy amplia gama tanto de juegos y parques de calistenia como de elementos biosaludables. Todos los elementos de calistenia y los aparatos biosaludables cumplen con la normativa europea UNE16630 – Certificado de Equipos de Entrenamiento físico instalados al aire libre.

 

Parques de Calistenia

Los parques de calistenia permiten hacer deporte y entrenarte al aire libre haciendo varios ejercicios físicos. Elementos como barras paralelas, espaldera, escalera horizontal o anillas de flexibilidad son algunos de los más comunes en todos los parques de calistenia. Y además con una particularidad: todos los elementos comparten el mismo tipo de poste y del mismo diámetro, aunque a diferentes alturas. Por lo tanto estos postes verticales pueden soportar más de un elemento a la vez, y convertir lo que sería un parque de juegos de calistenia sueltos en un parque unificado, con varios elementos unidos por los postes. Eso ayuda a aprovechar mejor el espacio y a reducir el precio del conjunto, ya que se necesitan menos postes.

Los elementos de calistenia están fabricados con postes de 114 milímetros de diámetro, de acero galvanizado, y pintados en color verde. Por su parte los cubre tornillos son de nylon y ofrecen una gran resistencia a la rotura y al envejecimiento.

Los postes tienen un sistema de anclaje a la superficie muy sencillo: van atornillados gracias a la platina redonda que hay en la base de cada poste, de 300 milímetros de diámetro. Para ello, es necesario utilizar tacos de expansión M12x100.

Si la superficie donde vas a instalar el parque de calistenia es de hormigón u otro material duro, solo tendrás que asegurarte que esté nivelado y bastará con taladrar el hormigón para atornillar las bases de los postes. Recuerda que una vez hayas instalado el parque, deberás cubrir toda la zona de seguridad con caucho amortiguador de impactos (caucho continuo o losetas).

En cambio, si la superficie donde vas a instalar el parque de calistenia es de arena, tierra o césped, previo al montaje deberás hacer unas cimentaciones. Estas cimentaciones deben ser en forma de cubo de, al menos, 20 cm de profundidad. El resultado serán unas bases cuadradas de hormigón al mismo nivel que el resto de la superficie. Es primordial que todas las bases de hormigón estén niveladas entre ellas, ya que cuando el hormigón seque por completo, los postes irán atornillados encima. Si las bases no están perfectamente niveladas entre ellas, no podrás montar correctamente el resto de partes del parque y el resultado del parque no será el esperado.

Una vez hayas montado los postes, tendrás que montar el resto de estructura: las partes aéreas, que son las piezas de color marfil. Éstas van unidas a los postes mediante un sistema muy fuerte y seguro de abrazaderas. Estas abrazaderas especiales cuentan con una tortillería avellanada y tuercas ciegas auto blocantes de acero inoxidable. Te lo mostramos a continuación:

Los parques de calistenia están pensados para ejercitar todo el cuerpo, tal como te explicamos en un post anterior. Mejoran la coordinación, el equilibrio, la fuerza, la resistencia, la destreza, la flexibilidad y la agilidad de los usuarios. En consecuencia, están pensados para unos ejercicios en concreto que se indicarán siempre en el cartel informativo del parque (del que hablaremos más adelante) y para usuarios de una estatura de, al menos, 140 cm.

 

Parques Biosaludables

Los parques Biosaludables, en cambio, no están diseñados para hacer ejercicio físico y entrenar, sino que sirven para trabajar ciertas zonas del cuerpo, ayudando a que la musculatura no se engarrote y las articulaciones mantengan su flexibilidad. En consecuencia, son aparatos que están pensados para un público senior, y que además de poderlos encontrar en espacios públicos, también son muy aconsejables para residencias de ancianos, polideportivos u otros espacios donde puedan ser de utilidad para este perfil de usuarios.

Cada elemento biosaludable está pensado para trabajar una parte en concreto del cuerpo. Y una buena combinación de varios elementos biosaludables que se complementen entre ellos acaba formando un parque muy completo.

En nuestro catálogo web verás todos estos aparatos biosaludables sueltos, y también cuatro combinaciones o grupos de aparatos que ya están pensados para que se complementen entre ellos. A continuación te presentamos todos los aparatos biosaludables, con una breve descripción de cada uno:

Los aparatos biosaludables están fabricados con materiales muy parecidos a los juegos de calistenia. La estructura es de acero galvanizado, los cubre tornillos son de nylon y los asientos, respaldos y peanas son de PEHD (polietileno de alta densidad) en color amarillo. Sin embargo, los aparatos biosaludables se entregan prácticamente montados a diferencia de la calistenia, y bastará con anclarlos al suelo para poderlos empezar a utilizar.

El sistema de anclaje de los aparatos biosaludables es prácticamente el mismo que el que os hemos explicado antes para la calistenia, con una pequeña diferencia: si vas a instalar más de un elemento biosaludable y la superficie no es de hormigón y tienes que hacer las cimentaciones, no es imprescindible que los dados de hormigón estén nivelados entre ellos, ya que cada elemento es independiente de los demás.

Como has visto en el cuadro anterior, los aparatos biosaludables aportan muchos beneficios en muchas partes del cuerpo claves para el movimiento y la agilidad de la persona. En conjunto, un parque de aparatos biosaludables ayuda a llevar una vida saludable, alargando la esperanza de vida de sus usuarios, y satisface la necesidad de las personas mayores de moverse y cuidarse.

Por normativa y por seguridad de los usuarios, todos los parques de calistenia y también de aparatos biosaludables tienen que tener, al menos, un cartel informativo. Este cartel, que te suministraremos nosotros junto con los juegos del parque, contiene información básica y muy gráfica y fácil de entender sobre el uso de los elementos del parque: como utilizarlos y para qué sirven.

Este cartel (o carteles) son personalizables por el cliente, por lo que a parte de la información básica de uso, también indicará teléfonos de contacto en caso de emergencia, teléfono de la policía local e incluso el logo del ayuntamiento o entidad.

Recuerda que si vas a instalar calistenia o juegos biosaludables sobre pavimento de hormigón, deberás proteger toda la superficie del parque con pavimento de caucho para amortiguar posibles caídas. En Topludi nos encargaremos de ello, y te presupuestaremos los juegos y el pavimento de caucho si es necesario.

Por último, los parques de calistenia y también los aparatos biosaludables requieren una inspección periódica para comprobar que todos los elementos estén en perfecto estado, la tortillería apretada y debidamente anclados a la superficie. La frecuencia de esta inspección la marcarán factores como la frecuencia de uso, las condiciones ambientales, la posibilidad de sufrir actos vandálicos en espacios abiertos o el perfil de usuario que los utilice.

En Topludi llevamos muchos años trabajando con este tipo de proyectos. Si tienes la idea de convertir un espacio sin uso en un parque de calistenia o de aparatos biosaludables, contacta con nosotros. Te asesoraremos y te haremos el proyecto a medida en función de tus necesidades y de las características del espacio para que el resultado sea un parque espectacular, divertido y saludable para todas las edades.