Un hotel de insectos sirve como refugio y espacio de nidificación a ciertas especies de insectos. Debido a la humanización de los espacios urbanos, a algunos insectos les cuesta encontrar lugares propicios para esconderse y criar.