Correpasillos: crecimiento, diversión y aprendizaje.

Los correpasillos son vehículos de juguete para bebés y niños pequeños con los que desplazarse con el empuje de sus pies. Mientras conducen su correpasillos, ellos mismos son conscientes de su propio aprendizaje y mejora cognitiva, y hace de éste un juguete que querrán con fervor. Los correpasillos fomentan el aprendizaje motriz con el objetivo de ayudarle a caminar de forma autónoma, fortaleciendo sus piernas y mejorando su coordinación y equilibrio.

Los correpasillos que te proponemos en Topludi, del fabricante holandés Berg, están divididos en dos familias: los correpasillos de dos ruedas y los correpasillos de cuatro ruedas. En todos los casos, son coches de juguete pensados para los más pequeños, a su medida, seguros, cómodos y ligeros, con un peso que podrán mover sin ningún problema y que, además, permitirá a los adultos transportarlo cuando los pequeños se cansen de correr.

 

Correpasillos de cuatro ruedas: BERG GO2

Los correpasillos Berg GO2 son los correpasillos de cuatro ruedas adaptados para una edad más temprana, y se recomiendan de 10 a 30 meses. Estos modelos de correpasillos son más estables que los triciclos u otros modelos parecidos gracias a sus cuatro ruedas y a la distribución de las mismas: dos delanteras y más separadas para dar una mayor estabilidad, y las dos traseras más juntas que facilitan la conducción y el giro.

El diseño egonómico de los correpasillos Berg GO2 se basa en líneas rectas, minimalistas y limpias y colores agradables para los más pequeños. Sin embargo, cuando sean un poco más mayores y necesiten experimentar nuevos retos, los GO2 tienen preparados unos pedales que se despliegan para que, en vez de impulsarse tocando con los pies en el suelo, lo hagan pedaleando. Al ser un correpasillos de cuatro ruedas, no perderán estabilidad y será una buena manera de tener un primer contacto con los pedales.

Sus ruedas, compactas y de goma eva, son perfectas para circular tanto por dentro de casa como al aire libre. El asiento del correpasillos GO2 es largo y ocupa toda la mitad trasera del cuadro con una superficie antideslizante. Este diseño facilita que los niños puedan sentarse donde más cómodo les sea por su estatura sin necesidad de graduar el asiento, y hacerlo de forma autónoma. Además, su manillar tiene unas agarraderas antideslizantes muy suaves para sus manitas delicadas.

Por último, los correpasillos Berg GO2 permiten acoplar accesorios como correa para transportarlo (aunque también tiene una asa debajo del asiento), bandera de seguridad para divisarlo desde cualquier punto y una barra de empuje, perfecta para ayudarles a desplazarse, para controlar que no se alejen o para empujarles cuando ya estén cansados de correr.

En Topludi tenemos todos los modelos de correpasillos Berg GO2:

GO2 Classic: MINT, PINK y BLUE.

Estos GO2 son de colores suaves y tonos pastel, con ruedas blancas y grises. Hay tres modelos: verde, rosa y azul.

GO2 SparX: RED y YELLOW.

Correpasillos con una estética más desenfadada y deportiva, con ruedas negras y con más carácter. Se fabrica en dos colores distintos: amarillo y rojo.

GO2 Retro: GREEN y PINK.

Los GO2  Retro tienen una estética vintage, con el manillar y el asiento de color marrón cuero y con un dorsal a cada lado. Disponible en color verde oliva y rosa.

 

Correpasillos de dos ruedas: BERG BIKY.

Los correpasillos Berg Biky son pequeñas bicicletas sin pedales para niños de 2 a 5 años. Estos correpasillos permiten que los niños toquen con los pies en el suelo para darse impulso gracias a su medida reducida. Además cuentan con unos reposapiés a cada lado con superficie antideslizante para que, a medida que vayan creciendo, practiquen y mejoren su equilibrio y puedan poner sus pies y atreverse a mantener el equilibrio sobre las dos ruedas.

El cuadro de los correpasillos Biky está fabricado de magnesio ultraligero pero a la vez muy resistente. Esto permite que los niños puedan arrastrar su propio peso más el peso del correpasillos sin ningún problema. Por su parte, los adultos puedan transportar el correpasillos cuando los niños se cansen sin que tampoco suponga una carga de peso importante.

Los correpasillos Berg Biky son muy seguros y por eso disponen de un sistema de bloqueo de ángulo de giro. Situado en medio de la horquilla doble de la rueda frontal hay un escudo de Berg a modo de tapa que puede retirase. Detrás esconde un sistema de bloqueo del ángulo de giro del manillar, muy fácil de graduar con una llave allen. Para los niños principiantes es importante limitar el ángulo de giro para que la bicicleta no pierda estabilidad. Y cuando tengan más práctica, se puede desbloquar para que puedan circular libremente.

El manillar, igual que el de una bicicleta corriente, tiene una empuñadura a casa lado con una superficie antideslizante y muy suave para que estén cómodos mientras conducen. El asiento también es muy confortable y se gradúa en altura para ajustarse a su estatura en todo momento. Además los Berg Biky tienen unos gráficos integrados en el cuadro que le dan una estética deportiva y desenfadada, igual que sus ruedas. Las ruedas de los Biky ya no son de goma eva compacta como los GO2, sino que son neumáticos reales y, en función del modelo de BIKY, incluso con taco y agarre como una auténtica mountain bike. Las ruedas pueden ser de 10 o de 12 pulgadas en función del modelo.

Los correpasillos Berg Biky permiten acoplarles varios accesorios para ayudar a una conducción segura y divertida. Elementos como la bandera de seguridad –como los GO2– se únen a un casco de auténtico piloto o el caballete para aparcar la bicicleta en casa o en el parque mientras juegan con los columpios: una gozada para los más pequeños.

Hay nueve modelos de correpasillos Berg Biky agrupados en cuatro famílias:

Biky Mini: como característica principal, éste es el único correpasillos Biky para edad comprendida entre 2 y 5 años y estaturas de 85 a 115 cm con un peso máximo del conductor de 30 kg. El Mini es un Biky de medidas más reducidas, con ruedas de 10’’  y el asiento graduable en altura desde 29.5 cm a 42.5 cm. Se fabrica en dos versiones: verde y rojo.

Biky City: estos correpasillos están diseñados para niños de 2 años y medio hasta los 5 años y de 90 a 120 cm de estatura. El peso máximo del conductor es de 30 kg. En este caso, las ruedas ya son de 12 pulgadas y el asiento graduable en altura de 32 a 45 cm. También se fabrica en verde y en rojo.

Biky Cross: sin duda son los Biky más deportivos, con una estética de mountain bike, y con ruedas de 12 pulgadas con neumáticos de agarre, con más taco y la horquilla frontal de color dorado. Tiene las mismas medidas y características que los Biky City y también se recomienda para edades de 2 años y medio a 5. En este caso ofrece tres colores distintos: verde, rojo y gris.

Biky Retro: un correpasillos elegante con una estética retro y vintage y colores pastel que hacen de estos correpasillos una auténtica bicicleta de antaño. Como trecho diferencial tienen los neumáticos blancos, el asiento y el manillar marrón –simulando ser cuero– y una mochila delante del manillar para guardar pequeños juguetes o la merienda (se puede poner y quitar fácilmente). Las características y medidas son las mismas que los anteriores City y Cross, y se fabrica en dos modelos: rosa y verde.

Los correpasillos son una fuente de diversión y aprendizaje para los más pequeños. Desde los 10 meses ya pueden empezar con un GO2 y tener su primer vehículo, y acabar a los 5 años sabiendo montar en bicicleta. Los correpasillos favorecen el aprendizaje y mejora de la motricidad y equilibrio de los más pequeños, y fortalece sus piernas y mejorando así su desarrollo físico y cognitivo.

Es un juguete que apreciarán y disfrutarán, con el que harán ejercicio físico y con el que descubrirán nuevas experiencias para ellos. Sin duda, un buen precursor de la bicicleta que tendrán cuando sean mayores.

Con la información que te hemos dado en este artículo podrás decidir qué correpasillos prefieres para tu hijo o hija con la seguridad que se divertirá, aprenderá y crecerá con él.